Siete Maneras de Preservar tu Efectivo

Hay una frase en ingles que siempre se me viene a la mente: Cash is King. El efectivo es el rey. Es el concepto que, ante todo, debes tener un flujo positivo de efectivo. Entra más efectivo y sale menos.

Si tienes un negocio con una utilidad del 10% de ventas, en teoría cada $100 de ventas te da $10 de utilidad. Pero si nunca recibiste el efectivo (te deben dinero), ¿Qué utilidad tienes? Cero. En cualquier negocio tienes que hacer, vender, y cobrar. Falta cualquiera de esas y no hay negocio. 

En un hogar el concepto es el mismo, si no recibes el sueldo no hay nada. Cash is King.

En momentos de crisis preservar tu efectivo se vuelve todavía más importante. Aquí te damos 7 ideas para preservar tu efectivo (u obtener más). Está enfocado a personas y negocios, el principio es el mismo en ambos casos. 

Ideas Para Preservar tu Efectivo

1.    Paga lo esencial: En un hogar es importante mantener la vivienda, electricidad, despensa (comida), y transporte. Primero se pagan esos gastos, para así proteger a tu familia. En el caso de un negocio, todo gasto no esencial se puede cancelar. La mercadotecnia, eventos, vuelos, y otros compromisos no esenciales deberían ser cancelados. Al menos que sea un gasto necesario, preserva el efectivo que tiene el negocio. 

2.    Descontar producto o vender lo que tienes: Si tienes cosas en tu casa o oficina que no se utilizan, busca venderlas. En el caso de un negocio, baja la producción y busca vender lo que ya tienes disponible. Así no tienes dinero atado en producto sin venderse o en materia prima extra. 

3.    Cancelar gastos previstos: Si ibas a invertir más en tu casa o negocio, o ibas a hacer una compra fuerte, cancélala. Si pasa la crisis y mantuviste el efectivo, puedes retomar el proyecto y concluir el gasto. Lo más sabio es esperar a que esto pase y luego continuar con el plan. 

4.    Descuentos a clientes: Si tienes clientes que no te han pagado (cuentas por cobrar), busca que te paguen lo más pronto posible. Conviene más dar descuentos hoy, que no recibir ningún pago. 

5.    Haz una lista de tus pertenencias valiosas, y cuales podrías vender: Si llegas a necesitar vender propiedad u objetos, haz una lista de que sí necesitas y que puedes vender. Para un negocio, esto serían activos con los cuales puedes partir y aun continuar el negocio. Ve viendo cuando ocuparías vender para tener el mayor tiempo posible. Si no, arriesgas vender en desesperación a precio muy descontado. 

6.    Ayuda del Gobierno: No aplica para todas las personas o todos los países. Pero si el gobierno crea programas de ayuda durante esta crisis (como en Estados Unidos), toma la ayuda. Para eso se pagan los impuestos. 

7.    Deja de pagar las deudas: Este sería el último recurso, al menos que los bancos hayan ofrecido términos más flexibles. Habla con ellos para ver si puedes dejar de pagar por unos meses sin acumular intereses o penalizaciones. Nunca es bueno dejar de pagar deudas, pero en casos de emergencia es necesario. Para un hogar, es lo mismo. Si necesitas dejar de pagar para proteger a tu familia, hazlo.