¿Qué hacer cuando no puedo pagar mis deudas y no tengo trabajo?

steve johnson wvurbhwtrnm unsplash 1

En algún punto todos pasaremos por una crisis financiera personal. De las más comunes es la perdida de trabajo. Si no tengo trabajo, no tengo ingresos, y no tengo de que vivir.

Así es la situación para muchos, pero no tiene que serlo. Hay maneras de protegernos ante estas crisis financieras personales, y hay pasos que podemos tomar si no tenemos trabajo hoy, pero contamos con otros gastos.

No puedo pagar mis deudas y no tengo trabajo

Si no puedes pagar tus deudas y no tienes trabajo, primero enfócate en los gastos esenciales: tu vivienda, comida, y transporte.

Es más importante proteger eso que tratar de pagar toda tu deuda. Cuando no tienes trabajo, tu primera obligación siempre es cuidar tu casa, comida, y transporte.

No tienes ingresos, entonces todo el dinero que si tengas ahorrado o en efectivo van primero a estos gastos esenciales para sobrevivir.

Si tienes un fondo de emergencia, utiliza ese dinero. Si no tienes un fondo de emergencia, pero si tienes ahorros, haz que tus ahorros duren entre 3 y 6 meses.

Tus ahorros divididos por tus gastos esenciales mensuales es el tiempo que tus ahorros te durarán. En ese periodo necesitas encontrar un trabajo y tener otra fuente de ingreso.  (30,000 ahorrados dividido por 10,000 gastados cada mes, da 3 meses de gastos)

En estos gastos debes de incluir cualquier deuda que pueda hacer que pierdas tu casa (principalmente la hipoteca). Ahorita te cuento que hacer con las otras deudas.

Quieres administrar tus ahorros durante este tiempo, no acabártelos. El punto es saber con cuanto tiempo cuentas para salir de la crisis.

Analizar las deudas

Si después de este ejercicio aún cuentas con algo de ahorros más allá de 3 a 6 meses de gastos, hay que analizar las otras deudas. Esto también aplica si no te alcanza para pagar todas las deudas.

Haz una lista de todas tus deudas y sus pagos mínimos obligatorios para no retrasarse.

Si una deuda tiene una garantía importante (como el auto), anota eso también.

Por ejemplo:

  • Deuda Teléfono: $300 mensuales
  • Deuda Medica: $2,000 mensuales (auto como garantía)

 

Dale prioridad a las deudas que tengan una garantía importante. Si tienes ahorros para pagar lo mínimo requerido al mes hazlo. Si no, habla con el banco para ver si pueden reducir el pago mínimo mensual y así poder pagarlo. Ellos prefieren que pagues a que no.

Repite el mismo proceso con todas tus deudas. Si no tienes ahorros para proteger tus gastos esenciales (tu vivienda) y pagar todas tus deudas, primero enfócate en los gastos esenciales. Es más importante proteger eso.  

No tengo suficientes ahorros para mis gastos esenciales

Si ya calculaste cuánto dinero ocupas para sobrevivir esta emergencia y no tienes los ahorros suficientes hay tres cosas que vamos a hacer: reducir gastos, vender, y encontrar cualquier fuente de ingreso posible.

Reducir Gastos

Ya calculaste tus gastos esenciales, pero es muy probable que dejaste ahí uno que otro gasto que no es esencial y otros que pueden reducirse. Por ejemplo, puedes cancelar todas las suscripciones que tengas (televisión, Netflix, Spotify, etc.).

No tienes por qué estar pagando eso en momentos de crisis.

Segundo, busca reducir tus gastos en comida. Una buena estrategia es reducir el consumo de proteínas animales (carne, pescado, pollo) y sustituirlo por frijoles, lentejas, y otros alimentos altos en proteína y vitaminas. Suena extremo, pero estas en una situación difícil. Yo he aplicado esa estrategia en momentos difíciles. Si ayuda.

Verifica tus gastos y ve que otros gastos podrías cortar o reducir. Siempre hay oportunidades, y aunque sean cortes extremos, son sólo por un periodo corto.

 Vender lo que Puedas

La otra opción es vender. Vende todo lo que ya no ocupes.

Siempre hay cosas en nuestras casas que ya no utilizamos y podemos deshacernos de ellas. Para otra persona estas tienen un valor, entonces trata de venderlas. Facebook es buena opción, pero también hay muchos lugares más donde puedes vender.

Si tienes un auto, véndelo. Esta sí es una decisión más drástica, pero la recomiendo cuando:

  • Estas pagando el crédito automotriz y al vender el auto puedes deshacerte del crédito (no debes mas de lo que vale)
  • Tienes un auto adicional que no utilizas
  • Puedes utilizar transporte publico si vendes tu único auto
  • Puedes vender tu único auto y comprar uno más económico

 

En estos casos, es buena idea vender el auto y así incrementar tus ahorros. La primera opción es más complicada ya que tienes que deshacerte del crédito antes de vender el auto, pero hay maneras de hacerlo.

Fuentes de Ingreso

Por último, aunque no tengas trabajo y estés buscando otro, esto no significa que no hay manera de ganar dinero durante este periodo.

Utiliza tus contactos y conocidos para ver que trabajos puedes hacer. Desde trabajar en una planta un día, a ayudar a un conocido con su proyecto por una semana.

Tener cualquier fuente de ingreso es mejor que nada y esencial cuando no hay ahorros de los que puedas sobrevivir.

Aquí hay unas ideas de posibles trabajos temporales:

  • Manejar para Uber o Didi
  • Entregar comida a domicilio (Rappi, Cornershop, etc.)
  • Cuidar a niños
  • Utilizar tu experiencia en un proyecto relevante de corto plazo
  • Cuidar mascotas o sacarlas a pasear (si, hay quienes pagan para eso)

Di No a las Deudas

Las deudas son la peor carga que podemos tener en tiempos de crisis. Es una obligación que busca hundirte en más deuda y sólo empeora durante tiempos de crisis como la pérdida de un trabajo.

Tienes que decir no a las deudas.

No son opción.

No hay deuda buena mas que la hipoteca.

Cuando cambias tu forma de pensar y ves a la deuda cómo algo que te hunde, tu perspectiva cambia. Ves otras opciones para salir de la crisis, como vender cosas, trabajos temporales, y reducir gastos.

No vas a tomar más deuda porque es lo peor que puedes hacer.

Los bancos pretenden ser tus amigos en estos tiempos mientras te acuchillan por atrás con intereses ridículamente altos.

No te hagas de ideas, la deuda no te va a ayudar.

¿Qué hacer cuando te agobian las deudas?

Las deudas son la peor carga. Cuando te agobian las deudas lo mejor que puedes hacer es crear un plan para saldar las deudas y no caer otra vez en ellas.  

El mejor método para saldar de deudas está comprobado por Harvard. Funciona y tú puedes salir de deudas si lo sigues.

En ingles le llaman debt snowball, pero a mi me gusta llamarle método Dominó.

Tal y como cuando alineas los dominós y al derrumbar uno todos se derrumban, el método dominó se enfoca en saldar tu deuda más pequeña y luego derrumbar la siguiente hasta llegar a la más grande.

El método funciona porque utilizas la fuerza de la primera deuda (los pagos que hiciste) para pagar la siguiente (Los pagos de la primera más el pago mínimo que ya estabas haciendo). Así el dinero que utilizas para atacar cada deuda va creciendo y vas eliminando deudas cada vez más rápido.

Este método está comprobado por Harvard. Funciona porque al ver que pudiste pagar tu deuda más chica, terminas más motivado y continúas progresando hasta pagar la más grande.

Si estás endeudada o endeudado, lo mejor que puedes hacer salirte de ella. Puedes conocer más sobre el método dominó aquí y empezar tu camino hacia cero deudas.

¡Tú puedes!

Recuerda, si no puedes pagar tus deudas y no tienes trabajo, lo primero es enfocarte en tus gastos esenciales y tener con que sobrevivir.

Sigue los pasos que proponemos y pronto saldrás de tu crisis financiera.

Cuando ya todo se calme, empieza tu plan financiero para nunca estar en esta posición otra vez.