Cómo Ahorrar Para Un Enganche

Muchos de nosotros queremos llegar a tener nuestra propia casa, piso, o departamento. Y más cuando los precios de renta y alquiler suben a un ritmo más alto que nuestros ingresos. Si estas leyendo este articulo seguro quieres eventualmente librarte de esa renta y tener un espacio que pueda ser verdaderamente tuyo.

La seguridad que un hogar propio da es inmedible. Imagínate no tener que pagar renta, no tener hipoteca, que tu seas la dueña o el dueño al cien. No un banco, tu. Esto explica perfectamente porqué tantos de nosotros deseamos ser dueños de nuestro hogar y si queremos llegar ahí necesitamos un enganche.

Ahorrar para un enganche puede sonar aterrador, pero no tiene que serlo. Aunque sea una suma grande de dinero, es para algo que va a rendir muchos frutos a la larga. Entre mayor sea tu enganche, menos interés le vas a estar regalando al banco, así que yo te recomiendo que busques ahorrar el 20% del valor de tu meta.

Aquí te dejo la mejor estrategia para llegar ahí:

Salte de deudas

Las deudas comunes cargan un interés mucho más alto que una hipoteca. Crecen rápido y si no las pagas antes de ahorrar para el enganche, vas a volver tu futuro más pesado. Recomiendo que antes de que empieces a ahorrar, saldes todas tus deudas. Libérate de esa carga, ahorra unos meses de gastos como fondo de emergencia, y luego empieza a ahorrar para tu enganche.

Recomiendo esto para que no cargues con más deudas antes de tener una hipoteca, y que tengas un colchón de emergencia para que cuando pase algo contigo o durante tu temporada de ahorro, no utilices ese enganche para saldar cuentas o pagar una emergencia. Quiero que tu enganche quede lo más protegido posible y cero deudas con un fondo de emergencia es un chaleco antibalas.

Aterriza una meta clara

Es muy difícil hacer algo si no sabes para que lo estás haciendo. Si solo estas ahorrando para una hipoteca supuesta pero no tienes un plan concreto, pronto te vas a rendir. Lo mejor es que investigues que tipo de vivienda buscas comprar, cuanto te costaría, y cuanto tendrías que ahorrar para llegar a ese 20%.

Una recomendación que hago con esto, y es justo lo que mi esposa y yo hicimos, es calcular cuanta casa podríamos comprar. Idealmente, no gastas más de un cuarto de tus ingresos en rentar o pagar la hipoteca para así no atar todo tu dinero a la propiedad (también necesitas dinero para vivir). Esto significa que cualquier hipoteca que saquemos, sus pagos necesitan equivaler a 25% o 30% de nuestros ingresos mensuales. Sabiendo esto, miramos para ver que tamaño de crédito podríamos conseguir si pusiéramos un enganche del 20%.  Así aterrizamos a nuestro enganche ideal. ¿Suena complicado? La verdad que no lo es. Muchas financieras tienen una calculadora en sus páginas que demuestran cuanto sería el pago mensual. Ya de ahí esta fácil aterrizar tu meta.

Crea Una Cuenta para tu enganche

Ese enganche es tu futura casa. Lo tienes que cuidar como lo que es: oro. Crea una cuenta que tenga un buen rendimiento para mantener ahí guardado el dinero. Recomiendo cualquier cuenta que de una tasa de interés a la par con inflación. El propósito no es invertir el dinero en la bolsa de valores y encontrar el rendimiento más alto. Nunca inviertas para una meta si piensas utilizar ese dinero en menos de 5 años porque arriesgas perderlo. Lo mejor es tener una cuenta de ahorros con un rendimiento bajo, pero decente, que proteja tu dinero contra la inflación. Cada país tiene sus casos de esto, en Estados Unidos sería un Money Market Account, México podría ser mediante CETES Directo, etc. Investiga para tu país que sería lo ideal y abre esa cuenta.

Recuerda hacer la cuenta intocable. No quieres utilizar ese dinero para emergencias u otros gastos. protégela de ti de una forma u otra.

Analiza tu Presupuesto y Ve Cómo Puedes Ahorrar Más

Ya tienes tu cuenta y tu meta. Ahora tienes que ver cuánto dinero puedes ahorrar cada mes con el presupuesto que manejas. Aquí hay varias opciones: reducir gastos, mover ahorros, o ambas. Si ya estas ahorrando, haz que todo ese ahorro de ahora en adelante se vaya a tu cuenta del enganche. Haz ahorrar tu primera prioridad cada vez que llegue tu quincena. Puedes hacer que suceda de manera automática y así te aseguras de ahorrar. Y aun mejor, si te sobra dinero cada mes, mete todo ese dinero extra a tu enganche para llegar a tu meta más pronto.

La realidad es que, para la mayoría de nosotros, nos toma tiempo ahorrar para un enganche. No nos sobra el dinero cada mes. Sin embargo, al tener un presupuesto vas a poder ver en que gastas y donde puedes reducir tus gastos para ahorrar más. Aunque tengas que sacrificar algunas salidas con amigos cada mes, o un viaje, cada sacrificio que hagas te va a ayudar a fondear tu enganche más rápido.

Ponle Pausa a tu Retiro

Si ya estas ahorrando para tu retiro, considera ponerle pausa por uno a dos años. Mi esposa y yo estamos haciendo esto actualmente. Queremos llegar a nuestra meta de enganche, pero hacer eso y ahorrar para el retiro es difícil. Tomamos la decisión de pausar nuestro ahorro de retiro por un año para alcanzar nuestro enganche. Saben que para mí, ahorrar para el retiro es vital, y esto no fue una decisión fácil. Pero a veces, esto es lo que tenemos que hacer para llegar a comprar un hogar.

Busca Una Segunda Fuente de Ingreso

Si estás trabajando, pero tienes la oportunidad de crear una segunda fuente de ingreso, hazlo. Puede ser trabajar en un restaurante, o lanzar un negocio donde puedas generar flujos rápidamente. Lo que se te ocurra que puedas hacer fuera de tu trabajo principal, te puede ayudar a ahorrar.

Maximiza tu Enganche

Mientras estés ahorrando, busca maximizar tu enganche al estudiar bien el mercado y conocer cuáles son las mejores opciones de financiamiento, áreas en tu ciudad, etc. Entre más estudies el mercado, más vas a poder maximizar tu enganche. Igual y hay un banco en tu ciudad que tiene intereses más bajos consistentemente, o crees que un área se volverá más popular y ahorita las propiedades están a un precio por debajo de tu meta. Estar al tanto de todo esto te ayudará a sacarle el mayor provecho a tu enganche. Ya trabajaste mucho para llegar aquí y lo último que quieres es tomar una decisión sin estudiarla bien.